Tipos y Calidades del Cuero

Hoy hablaremos sobre la calidad del cuero, específicamente del Cuero Vacuno. Nos enfocaremos en el cuero Plena Flor o también conocido como cuero guante.

Así como en las telas existen calidades, en el cuero también.

Capas del Cuero

El cuero Plena Flor es la capa más superficial de la piel del animal, es la capa que se encontraba expuesta al clima y a la intemperie cuando el animal aún vivía.

De una misma piel se pueden obtener hasta 4 sub-productos, mientras más profundo tiene menos elasticidad y mayor grosor:

 

Cuero Plena Flor: Es la capa más superficial, más elástica y resistente. Su espesor ronda los 0.8 – 1.8 mm. Tiene un brillo mate y puede ser impermeable al agua.

Gamuza o Cuero de Ante: Su espesor ronda los 1.5 – 3 mm de espesor. Tiene su acabado de “pelitos”, No es impermeable al agua. En el mínimo espesor a veces puede obtenerse 2 mantas de este cuero de la misma piel.

Carnaza: 3-4 mm de espesor. Posee poca elasticidad (por ello su mayor espesor, para evitar que se quiebre), es comparable con un cartón pero es ligeramente más resistente. La mayoría de correas están confeccionadas de este material. También lo utilizan para sillas de montar a caballo o talabartería.

Curtidos del Cuero

El cuero tiene 2 curtidos principales, el primero para evitar la putrefacción y que todos los tienen, el proceso dura 5 días. Y el segundo para brindar el mejor acabado posible, dura 10 a 15 días.

Existen empresas inescrupulosas que comercializan el cuero solamente con el primer curtido, donde el acabado final le dan sólo pintando la superficie o sumergiéndolo y retirándolo en el acto. Duración total de este tipo de acabado 6 días. Se puede verificar cortando el cuero en cualquier parte, si viéndolo de perfil se ve blanco en el medio, quiere decir que tuvo sólo este curtido. Consecuencias: Poca durabilidad, al cabo de unos meses el cuero se empezará a pelar.

En cambio, el cuero que nosotros comercializamos lo curtimos 2 veces. Nuestro curtido total dura entre 15 a 20 días, dependiendo del grosor del cuero. Al cuero lo sumergimos en barriles gigantes donde se les aplica los taninos en el color deseado por el cliente, y estos son absorbidos por el cuero hasta sus fibras. Para que este proceso se realice debe transcurrir varios días. El resultado, un cuero que dura por muchos años, si no es décadas. Un cuero que envejece con gracia en cada paso del camino.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.